Ir a la web de Molina Ibáñez Consulting

miércoles, 15 de enero de 2014

Investigan aplicación de inteligencia artificial para la aviación

El Departamento de Ingeniería Mecánica de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM) de la Universidad de Chile, de forma pionera comenzó a investigar este tema, con el objetivo de identificar dónde se presentan anormalidades en los aviones y evitar la ocurrencia de accidentes aéreos relacionados con fallas estructurales como el desprendimiento del fuselaje. 

Anualmente se invierten millones dólares para investigar nuevas tecnologías que puedan ser aplicadas en el desarrollo de materiales ultralivianos y sistemas que aseguren la integridad estructural del avión y sus ocupantes. En nuestro país, la FCFM, a través del proyecto Fondecyt “Real-time structural damage assessment using artificial neural networks and antiresonance frequencies“, pretende aplicar inteligencia artificial a los aviones para que a través de redes neuronales puedan identificar de manera inmediata en qué espacio físico está ocurriendo una anormalidad. 

La Dra. Viviana Meruane, de la FCFM precisa que la investigación utiliza un tipo de estructuras muy utilizadas por la aviación y la NASA son las llamadas placas tipo panel de abeja, las que en su parte superior e inferior poseen láminas de aluminio que se fijan a la estructura tipo panel con materiales adhesivos. 

¿El problema?, pueden desprenderse, proceso que se conoce como delaminación. “Lo que estamos haciendo es tratar de detectar esa delaminación, es decir, una vez que se desprendió, a partir de una configuración de sensores detectar esa falla. La idea es hacer inteligente a la estructura, similar al cuerpo humano, para que por medio de sensores pueda identificar de forma autónoma qué pasó y dónde”, señala la Dra. Meruane. 

Hoy las normativas de seguridad de la aviación no poseen un sistema automatizado como el que está siendo investigado por la académica. En los actuales protocolos se incluyen inspecciones visuales y la utilización de algunas técnicas de ultrasonido o radiografías, las que requieren de bastante tiempo y de un operador que las lleve a cabo. 

En el proceso de investigación que están desarrollando la profesora Meruane y la memorista de magíster Valentina del Fierro están incorporando una serie de sensores a una estructura tipo panel de abeja. “Pusimos varios sensores en la estructura y lo que hacemos es excitarla para que vibre y a partir de esa vibración determinamos si hay daño, si existe una variación de esta vibración es porque algo le pasó. A través de un algoritmo que interpreta toda la información recibida por los sensores se puede detectar si hay daño o no, cuánto y dónde, esto a través de redes neuronales“, señala la académica. 

Esta información podría ser transmitida a una pantalla localizada en la cabina, la que tendría una diagramación del avión y a través de una luz roja alertaría la ubicación del posible daño. 

Fuente: Innovación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada