Ir a la web de Molina Ibáñez Consulting

lunes, 27 de enero de 2014

5 pasos para cumplir tus metas efectivamente

Evita que tus sueños se desvanezcan al primer intento. Eduardo Lan explica 5 puntos para dejar de fracasar en el intento y dejar de vivir esperando un milagro.

Al regreso de estas vacaciones de fin de año es común que las personas lleguen con una lista de propósitos para el año nuevo: que si bajar de peso, hacer ejercicio o dejar de fumar. También es muy común, incluso predecible, que cumplan pocos o ninguno de ellos.

De hecho, lo más probable es que intenten durante poco tiempo y desenfocadamente lograr esta lista de cosas, fracasen en el intento y continúen el año como siempre, es decir, en automático y esperando que el destino les depare algo bueno. 

El problema, de entrada, parte de que las personas se plantean demasiados propósitos sobre cuestiones que deberían, pero que realmente no quieren hacer.

Así, lograr estas metas se vuelve un esfuerzo por hacer algo no deseado, lo cual, por naturaleza, genera resistencia.

Es muy difícil lograr vencer contra la resistencia, especialmente cuando no existe un esfuerzo enfocado.

1. Plantea un objetivo que te emocione
Piensa en algo que realmente te conmueva, te inspire, cuyo logro haría cantar a tu corazón de alegría. Plantear un objetivo así te ayudará muchísimo, ya que estarás remando con la corriente en lugar de en contra de ésta. ¡El secreto está en que logres emocionarte realmente al respecto!

2. Imagínate cada detalle de cómo se vería el logro de este objetivo
Imagínate cómo sería, qué estarías haciendo, qué estarías diciendo, cómo te estarías sintiendo, qué significaría para ti, qué haría disponible para ti, y cómo reaccionarían los demás ante ti y este logro. Te recomiendo escribir cada detalle de este ejercicio de visualización y revisar tus notas continuamente.

3. Establece resultados específicos y medibles del futuro para atrás
Define claramente qué lograrás en diferentes fechas. Si tu objetivo es a un año, digamos a diciembre de 2014, define de manera específica y medible lo que lograrás a diciembre de 2014, a noviembre, a octubre, etc. Esto se puede definir incluso por semanas y por días.

4. Crea un plan de acción con acciones concretas a tomar cada día
Hacer esto te servirá para ponerte en acción, lo cual es absolutamente necesario para producir resultados.

5. Enrola a medio mundo en tu objetivo y en tu plan de acción
Habla en todo momento y con toda persona que conozcas acerca de tu objetivo y tu plan, ya que hacerlo te ayudará a traer esa posibilidad a la existencia, mantenerla viva en el tiempo y contar con una estructura de apoyo que te llame a cuentas cuando flaquees en tu intento.

Asegúrate de transmitir tu emoción por este objetivo cada vez que hables de él.

En última instancia, el logro de tu propósito depende de la exactitud con la que lo plantees y la precisión de la ejecución de las acciones diseñadas para lograrlo. Por ende, te recomiendo definir claramente un solo objetivo al cual te puedas comprometer incuestionablemente, es decir, sin importar los obstáculos a los que seguramente te enfrentarás en el camino. 

William Clement Stone, el célebre empresario, filántropo y autor, dijo una vez:
“LA DEFINICIÓN EXACTA DE UN PROPÓSITO ES EL PUNTO DE INICIO DE CUALQUIER LOGRO”.

Fuente: Emprendedores Empresariales Exitosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada