Ir a la web de Molina Ibáñez Consulting

viernes, 25 de octubre de 2013

Sácale provecho a la crítica

Muchos emprendedores desconocen cómo lidiar de manera adecuada con las observaciones que les hacen sus empleados debido a que las toman como críticas destructivas.

Además, la mayoría de seres humanos no saben cómo dar retroalimentación de la manera correcta, a pesar de que realmente agradecemos recibir críticas constructivas en otros aspectos de nuestras vidas.

Para que conviertas las críticas en coaching, algunas recomendaciones que harán que tu personal agradezca la retroalimentación que hay en tu empresa.

Fija la meta
Establece un sistema de competencia en tu empresa para que tu personal se sienta motivado a ganar y a recibir o proporcionar críticas.

El sistema de competencia debe estar acompañado de una meta personalizada. Una persona se sentirá más motivada al alcanzar una meta personal de un millón de pesos en ventas que ayudar a la empresa, como un todo, a obtener 10 millones.

Además, debes tomar en cuenta que todos los integrantes de un equipo de trabajo tienen objetivos profesionales, por lo que la clave es encontrar qué meta tiene cada persona que puede beneficiar a tu empresa y hacer acuerdos para que juntos la puedan conseguir.

Crea un sistema de retroalimentación
Una vez que has definido la meta, establece la expectativa de que los empleados recibirán una retroalimentación informal de su desempeño continuamente.

En el caso de personal de ingreso reciente a la compañía, los expertos recomiendan dar retroalimentaciones diarias, mientras que cuando se trata de personas con más tiempo en la organización, lo mejor es una retroalimentación mensual.

Nunca olvides la meta
Con un integrante de tu equipo de trabajo, debes iniciar la discusión con el panorama general del empleado, por ejemplo: “Juan, tengo algunas sugerencias que te ayudarán a alcanzar tu meta de un millón de pesos en ventas”.

Además, siempre tienes que establecer la discusión como una forma de ayudar a los empleados a conseguir lo que es importante para ellos.

Al igual que un atleta se nutre de las observaciones de su entrenador, un empleado ayudará a que tu empresa consiga sus objetivos si sabes cómo retroalimentarlo.
 
Fuente: Red Empresarios VISA. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada