Ir a la web de Molina Ibáñez Consulting

viernes, 11 de octubre de 2013

Levantarse temprano es un rasgo que se encuentra en la mayoría de los CEO´s





Levántate y brilla. Las mañana se acaban de convertir en tu mejor aliado, cómo inviertas las horas previas al trabajo pueden ser la clave para conseguir un exitoso y saludable estilo de vida. Y es que levantarse temprano es un rasgo que se encuentra entre muchos CEOs y diversas personalidades influyentes. Margaret Thatcher se levantaba todos los días a las 5 am, Frank Lloyd Wright a las 4 am y Robert Iger, CEO de Disney a las 4:30 am. Por la mañana somos más productivos y proactivos. ¿Por qué madrugar?

1. Hacer ejercicio. La mayoría de las personas que trabajan a diario hacen ejercicio por la mañana, adquirir esta rutina ayuda a llenar de energía su día y de una sensación de logro. Y por supuesto, le ayudará a despertar su cuerpo y prepararlo para su día.
 
2. Planificar. Organizar su agenda puede maximizar su potencial. Las mañanas es el momento idóneo para esto, ya que a menudo es uno de los pocos momentos de tranquilidad que una persona consigue a lo largo del día.
 
3. Un desayuno saludable. El desayuno a toda prisa siempre deja la sensación de estómago vacío. Tome el tiempo de la mañana y dedíqueselo a su cuerpo. El desayuno no solo es bueno para su salud física, sino que también lo es para conectar con el mundo y leer acerca de la última actualidad y con su familia.
 
4. Visualizar. Nuestra salud mental no debe de pasarse por alto. El momento perfecto para pasar un rato tranquilo y meditar acerca de su situación y visualizar el trabajo que le queda por delante, es la mañana. Estos pensamientos positivos ayudarán a mejorar su estado de ánimo y las perspectivas de su carga de trabajo para el día.
 
5. Empiece por lo más difícil. Las mañanas son (en general) el momento del día en el que más descansados estamos por lo que se encuentra cargado de energía. Por la mañana es cuándo debe de empezar a resolver las cuestiones más difíciles y el trabajo más complicado, de esta forma su jornada laboral terminará cuando a usted le quede solo el trabajo más fácil. Esta es una sencilla forma de ahorrarse el estrés.

Fuente: Forbes Magazine. 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada