Ir a la web de Molina Ibáñez Consulting

martes, 10 de septiembre de 2013

Se puede crear una empresa sin financiación?

La respuesta es sencilla y afirmativa, si que se puede crear una empresa sin financiación y además me parece lo recomendable para empezar. Ayer mismo tuve una reunión muy interesante con el fundador de Milanuncios y es un claro ejemplo de lo importante que se puede llegar a ser en Internet si le dedicamos el tiempo, el trabajo y la inteligencia necesaria. Milanuncios cuenta actualmente con unas cifras de tráfico mensuales escalofriantes: 700 millones de páginas vistas, 60 millones de visitas y 17 millones de usuarios únicos, todo ello con un crecimiento anual del 70% y con una infraestructura de tan solo 5 servidores. Todo esto logrado desde su lanzamiento en 2005 con el trabajo diario de una persona que hasta hace un año apenas contaba con ayudas para tareas puntuales y que ahora ha decidido dar el salto a crear un equipo más amplio para afrontar con mayores garantías el altísimo crecimiento que está teniendo.

El caso de Milanuncios podría ser una excepción, pero no lo es, probablemente si que es el caso más llamativo debido a que ha logrado posicionarse como una de la segunda web española con mayor tráfico, tan solo superada por Marca. Y también porque está logrando una gran notoriedad a nivel de marca lo que sin duda le ayudará a crecer aún más en los próximos años. Ahora la empresa se ha lanzado a crecer, ha empezado a hacer anuncios en Televisión y tiene un proyecto bastante ambicioso, pero aún así no considera que vaya a necesitar financiación y su plan pasa por no llegar a una estructura demasiado grande, siguiendo el ejemplo del líder mundial de su sector Craigslist.

En España y en Internet en general existen muchos casos de proyectos que han llegado a ser muy relevantes sin necesitar financiación, muchos de ellos han necesitado unas dosis enorme de trabajo por parte de sus fundadores y en algunos casos la financiación ha llegado cuando ha sido necesario o se ha visto la oportunidad de hacer crecer mucho el proyecto, por ejemplo para la expansión internacional. Para mi esta situación es la ideal en lo que se refiere a la financiación para una startup, que no sea necesaria la inversión hasta que ya se cuente con un negocio probado suficientemente al que valga la pena impulsar para hacerlo crecer significativamente. Y también pienso que muchos inversores se sentirían mucho más cómodos en una situación así porque su papel es mucho más valioso y el riesgo asumido mucho menor.

El problema de los emprendedores es que muchas veces tenemos miedo a arriesgarnos y contar con inversores nos aporta seguridad. La situación es errónea, los inversores son los que buscan la seguridad en sus inversiones, aunque sea capital riesgo realmente no lo es porque los inversores detestan el riesgo. Los emprendedores si que somos los que debemos arriesgarnos y tampoco me refiero a invertir nuestro dinero, sino sobre todo a dedicar nuestro tiempo y nuestro conocimiento para crear un gran proyecto. Otro ejemplo en este sentido es Trovit, que se ha convertido en una de las empresas de Internet más rentables de España sin haber necesitado el dinero de los inversores. Aunque la empresa si que cuenta entre sus socios con reconocidos business angel e inversores la realidad es que la rentabilidad llegó muy pronto a la empresa y no fue necesaria la aportación por parte de inversores.

Las webs de anuncios clasificados tampoco son una excepción si hablamos de proyectos de internet que llegan a ser muy rentables sin necesitar financiación. En comercio electrónico también existen bastantes casos de empresas millonarias que se han desarrollado únicamente a través del esfuerzo y del tiempo de sus fundadores. Sobre todo de mucho tiempo dedicado de forma constante a aprender y mejorar el negocio. Está claro que para lograr un éxito fulminante es muchísimo más difícil hacerlo sin financiación y que en determinados sectores como los outlets y los grupones ha sido necesario ir muy rápido para poder competir en la captación de usuarios, pero aún sigue habiendo muchas oportunidades para crear negocios que lleguen a ser un éxito en el medio o largo plazo y para los que no sea necesario contar con financiación inicialmente.

Las ventajas de crear una empresa sin financiación son claras, sobre todo a nivel de la libertad de decisión que supone no tener que rendir cuentas ante inversores y también muy importante por la capacidad de enfocarse completamente en el proyecto sin tener que dedicar tiempo a buscar financiación, algo que para la mayoría de emprendedores supone un tiempo y un esfuerzo importante que lastra enormemente la dedicación que ponen en su proyecto.

Fuente: Emprendices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada