Ir a la web de Molina Ibáñez Consulting

martes, 6 de agosto de 2013

Tendencia en aumento: Conociendo al “consumidor verde”

Una investigación del Departamento de Industrias de la Universidad Santa María profundizó acerca de este nuevo perfil de chilenos. Son personas de estratos socioeconómicos definidos, informadas y preocupadas por el bienestar mental y físico, y con una fuerte conciencia medioambiental.

A pesar de que Chile es un país reconocido por contar con una fuerte industria alimentaria y que productos como las frutas, verduras, hortalizas y otros se encuentran disponibles en cualquier supermercado o almacén cercano a su hogar, existe un creciente grupo de personas que buscan algo distinto. Se trata de los “consumidores verdes”, personas que destinan más tiempo y recursos para conseguir productos orgánicos, sustentables en toda su cadena de producción.

Esto, de acuerdo a lo que señala el “Estudio exploratorio del consumidor en verde en Chile”, elaborado por el Departamento de Industrias de la Universidad Técnica Federico Santa María.

La investigación tuvo como propósito aproximarse a una caracterización del consumidor ecológico, estableciendo un perfil definido según variables socio- demográficas y de consumo. O sea, una relación entre las actitudes, valores y estilos de vida, lo cual se denomina como “sicográfico”. Para el Dr. Cristóbal Fernández, académico del Departamento de Industrias a cargo del estudio, este también “es un elemento importante por asociarse a la sustentabilidad y sostenibilidad en el consumo, que responde a una tendencia creciente a nivel mundial, y que también en Chile se está percibiendo como un factor relevante para las empresas y para la sociedad”.

Los resultados al detalle

Luego de entrevistar a más de 200 personas de la ciudad de Santiago, el estudio llegó a interesantes conclusiones. En el ámbito de la edad, indicó que los consumidores ecológicos tienen entre 18 y 41 años, pertenecientes a un nivel socioeconómico elevado. Esta característica, estaría directamente relacionada con el precio de entrada de los productos verdes, así como también el tamaño de la oferta y demanda de la industria asociada, la cual si bien va en aumento, apunta a nichos específicos de la sociedad, más allá de ser una tendencia masiva.

Por otro lado, estas personas cuentan con mayor acceso a la información respecto a los beneficios y ventajas de los productos “verdes”. En su amplia mayoría (un 90% del total) manifiestan además ser proclives a tomar acciones ecológicas como el reciclaje o la compra de productos de menor efecto contaminante. En ese contexto, es que saben que los productos orgánicos son más costosos, pero también están dispuestos a pagar más por ellos, en contraste a los productos tradicionales.

Además, el estudio de la USM permitió categorizar en dos grupos a los entrevistados según su fuente de ingresos. Los individuos del grupo 1, principalmente empleados (43,3%), y los del grupo 2, mayoritariamente independientes (49,6%). Respecto al grupo socioeconómico, el grupo 1 posee el mismo porcentaje de individuos perteneciente al grupo ABC1 y C2. En el grupo 2, el 36% pertenece al grupo socioeconómico ABC1 y el 55,2% al grupo C2.

Frecuencia de compra y acceso
En cuanto a la cantidad de veces que compran productos verdes, la investigación dio a conocer que el 28% de los consumidores ecológicos consume todos los días productos “verdes” y un 47% lo realiza algunas veces por semana. En este punto, destacan las frutas y verduras, además de los huevos, frutos secos y cereales como los productos de mayor preferencia por parte de los encuestados.

Acerca del acceso y la red de distribución asociada a esta creciente industria, la investigación del Departamento de Industrias de la USM descubrió que la mayoría de las personas adquiere productos orgánicos principalmente en ferias, supermercados y tiendas especializadas. El lugar de la compra, depende del tipo de alimento que se desea adquirir. Así, por ejemplo, la mayoría de los encuestados compran frutas y hortalizas, legumbres y cereales y frutos secos, en ferias.

Esto, a juicio del estudio, se puede explicar en parte debido a la poca disponibilidad de estos productos en supermercados y también a que actualmente se está haciendo más común la venta de estos alimentos mediante las llamadas ferias ecológicas u orgánicas, que de a poco se van masificando en el país.

Conclusiones

Finalmente, la investigación dejó a la luz que el “consumidor verde” se informa de características de los productos orgánicos que están consumiendo, mostrando un alto grado de interés en conocer los efectos de los productos antes y durante la compra. Este dato es relevante, ya que sugiere la necesidad de una mayor comunicación no sólo con el actual público captivo, sino que además con potenciales adeptos a esta tendencia de tipo socio-económica.

El concepto de calidad es así también una variable de interés, ya que los consumidores están dispuestos a pagar más dinero y realizar un esfuerzo de búsqueda adicional en la compra de este tipo de alimento que consideran como más saludable y de mejor nivel.

 Fuente: Actualidad Universitaria.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada