Ir a la web de Molina Ibáñez Consulting

lunes, 15 de julio de 2013

Una noticia buena y otra mala para el sector editorial

La noticia buena radica en el hecho de que cada vez son más los usuarios dispuestos a pagar por leer noticias, la mala es que siguen siendo muchos los que se niegan.

La agencia Reuters ha realizado un estudio en el que se demuestra que cada vez son más las personas dispuestas a pagar por consumir noticias, principalmente a través de sus smartphones y tablets, empero, es aún cuantioso el grupo de los que las consumen gratis, siendo más alarmante, que afirmen que no piensan pagar jamás por algo que consideran, un servicio que debe ser gratuito. 

Reuters, agencia de estudios periodísticos, adscrita a la Universidad de Oxford, que goza de gran prestigio, se ha tomado la tarea de analizar la actitud del consumidor, frente a los distintos tipos o medios tradicionales de prensa, concluyendo luego, que el cambio de actitud frente a las noticias a lo largo del último año si ha existido.

Los medios electrónicos y el avance tecnológico han permitido la expansión del sector editorial.
 
Recientes encuestas revelan que en algunos países europeos el 13% de la población, paga por recibir noticias en su dispositivo, mientras que en el resto de los países el porcentaje de las personas que pagan por este servicio es del 5%.

A pesar del aumento del número de personas que pagan por recibir noticias en sus dispositivos electrónicos, un 14% ha afirmado que no paga, ni está dispuesto a pagar por el servicio, lo que sigue siendo un problema a considerar por las empresas del sector editorial.

Es esta una clara evidencia de que los impedimentos a los medios de pago digitales, no son la solución a los problemas del sector editorial, lo pertinente será el buscar nuevas alternativas, que impriman valor al producto e incentiven al lector a pagar por el servicio, tales como contenidos de alta calidad, exclusividad y servicios complementarios.
Fuente: Emprendices.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada