Ir a la web de Molina Ibáñez Consulting

martes, 11 de junio de 2013

Mercadona: El éxito del tendero que apostó por España

El tendero de la esquina convertido en materia de estudio en la escuela de negocios de Harvard. Este tránsito resume la trayectoria de Mercadona, la principal cadena de supermercados española con una cuota de mercado del 13,8 por ciento sobre la superficie de venta y referencia mundial del sector de la distribución como modelo de empresa capaz de anticipar los efectos de la crisis -lo hizo en 2008- y seguir creciendo en la peor recesión que se recuerda en décadas.
  
Mercadona es una compañía marcada por las grandes cifras y por las frases que, a modo de máximas, ha acuñado su presidente, Juan Roig Alfonso (Valencia, 1949), un jugador frustrado de baloncesto, que repitió tercero de Bachillerato en los Jesuitas, y que en 1981 afrontó el principal reto de su vida.
 
Aquel año tomó las riendas de Mercadona. Entonces se trataba de una empresa de corte familiar con apenas ocho establecimientos de trescientos metros cuadrados en la ciudad de Valencia.
 
Aquel sueño de Juan Roig ha dado paso a una compañía con 1.411 tiendas al finalizar el ejercicio 2012 y que está a punto de completar su expansión por toda la geografía nacional con su próxima entrada en el País Vasco, lo que supondrá culminar la estrategia bautizada como la «mancha de aceite». 
 
La trayectoria de Juan Roig es indisociable de la de Mercadona, aunque el propio empresario se empeña en recalcar que el éxito de la compañía es fruto de los esfuerzos de los integrantes de su plantilla (74.000 personas con contratos indefinidos al cierre de 2012).
 
Un céntimo en el bolsillo 
 
Todos llevan una moneda de céntimo en el bolsillo. Desde el presidente hasta el último cajero, como metáfora del mundo real, como símil de hasta qué punto un solo céntimo multiplicado por miles puede contribuir a superar un periodo de visicitudes como el actual. Una filosofía que Mercadona ha acuñado como la «cultura del esfuerzo». La figura de Juan Roig ha despertado el interés de numerosos biógrafos no autorizados, quienes se afanan en aportar cualquier detalle desconocido del propietario de Mercadona. Hermético y de carácter tímido, sufre cuando posa ante las cámaras y dosifica sus apariciones públicas con cuentagotas.
 
Fuente: ABC.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada