Ir a la web de Molina Ibáñez Consulting

miércoles, 29 de mayo de 2013

Cómo invertir tu tiempo de Social Media

¿Cómo puede una pequeña empresa saber cuándo estar ó no en social media, o qué tipos de medios sociales debe utilizar si son una empresa muy pequeña ó muy nueva?
Para ambas preguntas, todo se reduce a una cuestión de tiempo, dinero y prioridades.
 
¿Tienes un sitio web?
Para la mayoría de las empresas, ya sean tiendas de barrio, asesorías, restaurantes o planificadores de eventos, no hay razón para tener redes sociales si no hay una presencia online que lo respalde. Si sólo vendes cosas en tu tienda, en la calle x, hay pocas razones para tener, p.ej. una cuenta de Twitter, si no se tiene un enlace a algo que describa tu negocio con más detalle y que un usuario lo pueda descubrir.
 
"¿Y qué pasa si tengo una página de Google o una página de Facebook? ¿No es eso suficiente?" 
Cualquier negocio en 2013 debería tener al menos un sitio web con información acerca de la empresa, información de contacto, enlaces a las otras presencias que tiene (incluyendo tu página de Google ú otras redes sociales).
 
Así que, lo primero que hay que hacer es la construcción de tu sitio web. 
Y, probablemente debería ser evidente, pero lo voy a decir por si acaso: tu sitio web debe alojarse en tu propio dominio (URL) en la web. No, en misitio.wordpress.com o misitio.blogspot.com - debería ser misitio.es o misitio.com.

Cómo invertir tu tiempo de Social Media
Ahora estamos en la parte difícil. Si tienes tu web y ya estás listo para pensar en redes sociales, es necesario determinar para qué tienes tiempo, o qué recursos puedes dedicarle: aquí es donde creo que un pequeño empresario debe centrarse con el fin de realizar una valoración global sobre el retorno de los recursos y del tiempo a emplear.

1. Un blog de negocios
El blog va a dar visibilidad en buscadores a tu sitio web, lo que hace que sea más fácil para los clientes potenciales o clientes para que te encuentren.
El blog va a dotar de personalidad a tu negocio, qué es lo que te diferencia de otros negocios parecidos al tuyo.
El blog, en sí mismo, ya aporta mucha información sobre la empresa: alguien que es un experto en su ámbito y realmente entiende las necesidades de sus clientes.
Una vez que está el blog (que requiere un poco de tiempo y dinero), el tiempo necesario para escribir entradas al blog puede ser de un par de horas a la semana. 

2. Facebook (pero sólo eres una empresa con cliente final (B2C) o negocio local)
Si tus clientes son consumidores finales, una página de Facebook (nunca un perfil personal con el nombre de la empresa) puede ser valiosa. 
Encontrar una buena imagen de portada y una foto de perfil, crear actualizaciones de estado con los contenidos del blog, contestar mensajes y comentarios...

3. Pinterest (si se trata de un negocio " visual")
Si es una empresa que ofrece productos, o es un negocio altamente visual (florista, planificador de eventos, etc), una presencia Pinterest puede ser de gran cantidad de valor. Esta plataforma social permite a una pequeña empresa construir una estupenda presencia, y generar tráfico al sitio web: un gran número de empresas están encontrando que Pinterest es una de sus mejores fuentes de tráfico para sus webs , y con frecuencia también un importante motor de ventas.
El tiempo en Pinterest será en su mayor parte, sobre todo de productos, y otro contenido, incluyendo videos.
También hay que optimizar tu sitio para Pinterest, para hacer más fácil que la re-pinee (¿?) tus cosas a sus "tableros", y así conseguir más difusión.

4. Twitter
Twitter no es ideal para los negocios más pequeños. Twitter requiere de un montón de tiempo, absorbe una gran cantidad de contenido, y, tienes que estar muy encima de él (más que cualquiera de las plataformas sociales señaladas anteriormente). 
Dicho esto, hay un gran número de diferentes categorías de pequeñas empresas para las que Twitter es una gran plataforma. Twitter puede ser ideal para restaurantes, promover ofertas especiales o dirigir el tráfico en las horas valle, para cualquiera que trabaje en marketing o publicidad, para mantenerse al tanto de las noticias y acontecimientos.
Sin embargo, para hacer bien Twitter, requiere tiempo para estar al corriente del contenido, la lectura y comprometerse con la gente que te está siguiendo todo el día. Claro, que se puede pasar menos tiempo, pero como en casi todo, "recoges lo que siembras", y con Twitter, el tiempo es lo que siembras.

5. todo lo demás
Claro, hay un montón de otras redes sociales. Puedes tener una página de Google+, o una página de empresa en LinkedIn, o puede crear un vídeo para YouTube. Hay un montón de pequeñas empresas que obtienen muy buenos resultados en estas o en otras redes sociales. Sin embargo, las cuatro plataformas anteriores son el lugar más probable para la mayoría de las empresas al iniciarse, y además, lo mejor es por el orden mencionado. 
Si piensas que éstas no son las soluciones, busca otras alternativas. Pero no hay que morder más de lo que puedes masticar: "Hacerlo bien o no hacerlo". 

Terminar lo que se comienza
Hay pocas cosas peores que ver una empresa abandonada en una red social ó blog, así que trata de no comenzar aquello que no puedes abarcar ó seguir el ritmo.
Las pequeñas empresas o empresarios individuales deben priorizar y no sentir la necesidad de participar en cada plataforma de medios sociales, sobre todo en detrimento de su sitio web y de otros esfuerzos de marketing.
 Fuente: Puro Marketing.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada