Ir a la web de Molina Ibáñez Consulting

miércoles, 3 de abril de 2013

Storytelling', 'pitching'... ¿Y el negocio? ¿Se nos ha ido la olla?

El 'boom' del emprendimiento ha traído, sin duda, muchas cosas buenas. Entre ellas, las visibilidad de la actividad emprendedora, el aumento de recursos para los que lanzan su negocio o las plataformas de ayuda.

Sin embargo, parece que también han surgido una serie de comportamientos que se alejan del objetivo final (crear una empresa rentable) para detenerse más en los caminos que nos llevan hasta ese objetivo, que queda finalmente descuidado.
Con cierta frecuencia nos encontramos algunas críticas a las incubadoras y aceleradoras de empresas, algunas de las cuales parecen detenerse demasiado tiempo en este tipo de cosas más alejadas de la pura rentabilidad de la empresa.
Una de estas críticas nos la encontramos en un 'tweet' de Luis Martín Cabiedes, uno de los inversores más activos en internet en España:

Cabiedes critica la aparente falta de foco de algunos emprendedores sobre lo que de verdad importa en el lanzamiento de una empresa: la creación de un modelo de negocio que haga que nuestra 'startup' cabalgue de forma efectiva.

"Están aquí para crear empresas, no levantar dinero"

Esta crítica recuerda a algunos de los temas que venimos tratando en el documental Emprendedores: mentes distintas para tiempos diferentes, en el que el propio Cabiedes señalaba que a menudo los emprendedores no se centran en lo realmente importante:

"Muchos emprendedores se olvidan de que están aquí para crear empresas, no para levantar dinero de inversores", decía. "Parece que su negocio es levantar dinero. Hacen cursos de emprendimiento, de los cuales la mitad trata sobre cómo presentar a inversores".

Para él, saber presentar un proyecto no es, ni mucho menos, clave: "Yo he invertido en proyectos que eran 'impresentables', pero eran buenísimos. Haz un proyecto bueno y olvídate de intentar vender la mona".

"Yo no financio magos del Power Point, financio empresarios"

Algo similar decía a la hora de hablar del 'networking' y de cómo un emprendedor trata de 'venderse' a sí mismo y a su empresa:

"Un emprendedor es un tío que curra y que saca adelante una empresa", aseguraba Cabiedes. "Y hay tíos que hacen eso siendo malos comunicadores, otros siendo guays y otros sin ser guays y estando más cómodos detrás de un ordenador".

Y es que, para él, muchas veces le damos demasiada importancia a este tipo de cosas: "Nos dejamos influir mucho por la impresión que nos causa un emprendedor, y lo que tenemos que ver es cuáles son los hechos, cuál es su trayectoria, qué es lo que sabe hacer. No si ha hecho un cursillo de 'elevator pitch'. Porque yo no financio gente que haga cursos de 'elevator pitch' o magos del Power Point, financio empresarios".
Fuente: El Confidencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada