Ir a la web de Molina Ibáñez Consulting

martes, 16 de abril de 2013

Las medidas que debería incluir la ansiada Ley de Emprendedores

Se ha hablado mucho del contenido de la tan anhelada Ley de Emprendedores, pero lo que ha dado a conocer la Administración no dejan de ser propuestas aún por concretar. "Estamos trabajando en ello", fue lo más revelador que Manuel Valle, director general de Industria y Pyme, se atrevió a anunciar el pasado jueves durante un debate sobre la Ley de Emprendedores en la fundación Rafael del Pino.

Eso, y que la nueva norma debería ver la luz a finales del presente mes de abril, aunque tampoco se atrevió a concretar la fecha exacta de una ley que se prometió para primeros de año.

Dificultades con Hacienda
Valle hizo especial hincapié en la dificultad que tienen para lidiar con Hacienda, pues "si no mueves la rueda, no vas a recaudar, y Hacienda dice que no movamos la rueda porque si no, no recauda", aunque dejó entrever que el espíritu de esta ley no es otro que respaldar a un emprendedor al que no se aplican ciertas normativas "excepto que se demuestre que se le tienen que aplicar".

Bajo el título La Ley de Emprendedores que España necesita se expusieron una serie de medidas que, a juicio de la iniciativa ¡¡España Emprende!!, debería recoger la futura norma; medidas que, en palabras de Mónica Oriol, presidenta del Círculo de Empresarios, "no cuestan dinero, sólo buscan desencorsetar y que los ingresos fluyan hacia aquello que tiene efecto multiplicador".

Contratación con Administraciones Públicas
Uno de los principales escollos para optar a concurso público es la propia Ley de Contratación de las Administraciones Públicas, "que impide que pequeñas empresas puedan optar a estos concursos", según explica Oriol.

Educación emprendedora
El fomento de la cultura emprendedora fue otra de las medidas enunciadas en el debate. "Para educar a los niños en la emprendeduría hay que ir a hablar con los docentes para romper la distancia que existe hoy con el empresario". Pero para Pelayo Novoa, socio de BDO y responsable de la línea de asesoramiento en la gestión emprendedora, este afán por fomentar el emprendedurismo es siempre positivo, aunque debe hacerse con ciertas reservas. "Está bien que el visionario cree su empresa desde la universidad, pero esto puede crear demasiadas expectativas. Emprender desde la universidad no es la mejor alternativa porque se desconoce la realidad del mercado laboral. Tampoco se puede llegar a pensar que el que no emprenda es un frustrado", explica Novoa.

Creación de fondos de capital semilla y capital riesgo
Resulta pilar ineludible la creación de este tipo de fondos para nutrir la actividad emprendedora en los momentos más vulnerables de la actividad empresarial. Los fondos de capital semilla, van destinados a nutrir económicamente la fase de las empresas denominadas death valley (valle de la muerte), es decir, desde que decides poner en marcha el negocio hasta que consigues tener el producto en el mercado generando ingresos. Por su parte, los fondos de capital riesgo, diseñados para el sustento de la siguiente fase, representan una función tan importante como la anterior, pero "el problema es que el capital no entre en proyectos de menos de 1,5 millones de euros", afirma Novoa, quien remarca que deben tratarse de proyectos públicos pero "siempre de gestión privada", dado que se presupone que la mano privada tendrá más experiencia en proyectos de inversión que la pública..

Fiscalidad del 'business angel'
Otro de los objetivos que debería recoger la ley sería la tributación al uno por ciento por las plusvalías obtenidas en empresas de nueva creación, en adquisiciones realizadas hasta el quinto año de su constitución y con un mínimo de tenencia de dos años. Y a su vez, la integración en el IRPF de las minusvalías con el límite de 150.000 euros al año, pudiendo entregar el exceso de la pérdida durante los cuatro años siguientes.

Creación de empresas en 24 horas
"Que luego vaya el inspector y diga si está bien o mal hecho, pero que no tengan nuestro proyecto en un despacho", esgrime Oriol.

Reducción de cuotas a la Seguridad Social
Esta iniciativa supondría un incentivo especialmente para autónomos que no se pueden permitir en ocasiones estas cuotas en el inicio de su actividad. Aunque Novoa advierte del peligro de esta iniciativa, que considera en cierto modo "competencia desleal" y que puede inducir a "acabar montando la empresa por la subvención".

Fuente: El Economista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada