Ir a la web de Molina Ibáñez Consulting

martes, 8 de enero de 2013

Startup Chile: un aporte de calidad


La emprendedora Agustina Sartori, valora las enseñanzas que le dejó su pasaje por la aceleradora de negocios trasandina 

AdviceMeTech es la startup uruguaya que cree junto a mi socia Carolina Bañales, y que fue seleccionada para participar del programa Start-Up Chile -un programa de del gobierno Chileno que ofrece apoyo a emprendedores extranjeros y locales-. 

Para mi, como para tantos emprendedores de nuestra generación, cuando aplicamos al programa, lo hicimos porque nos aportaría capital sin dar “equity”, para de esa forma seguir con el sueño de convertir nuestra startup en una verdadera empresa global. 

Sin embargo, después de seis meses, me llevo de allí algunas enseñanzas que me gustaría compartir. 

- La generosidad nos hace crecer: en un lugar donde coexisten en un mismo espacio de trabajo un emprendedor que se cruzó el continente con 50 horas de vuelvo desde India, un estadounidense que se vino de Silicon Valley a una interrogante en Sudamérica y un eslovaco que mudó toda su familia (esposa e hijos) para venir a Chile, se genera un increíble ambiente para apoyarnos y crecer juntos. 

Cada uno con sus experiencias en diferentes áreas y experiencia de sus mercados, sociedad y educación, son capaces de unirse para apoyarse sin esperar nada a cambio, mas que sentarse a escuchar el emprendimiento de la otra persona y ver qué puede aportar para mejorar y potenciar el emprendimiento del otro. Son 100 las personas que entraron al programa con mi generación y todos son como ellos. 

- El emprender es un sentimiento: no importa nuestra cultura o qué experiencia de vida tuvimos, o las historias increíbles de cómo llegamos hasta aquí. 

Todos sentimos lo mismo. Nos une un sueño, el de ser capaces de innovar e impactar al mundo con nuestras ideas, pensar que el camino es difícil, pero todo es posible, y sino, nos volveremos a levantar hasta lograrlo. 

-Conocernos, nos hace más grandes y nos acerca al sueño: el mundo está más cerca, India, Sri Lanka, China, Brasil, España, Holanda, Italia, Estados Unidos, Canadá, México, Rusia, Thailandia, Ecuador, Argentina, Eslovenia, y así más. 

Nos esperan emprendedores y amigos con los brazos abiertos no solo con su amistad, sino con sus contactos y sabiduría del mercado local, emprendedores y luchadores, que nos abren las puertas para nuestros emprendimientos, y nos acortan las distancias de pensar en nuevos mercados. 

Conocer una persona que trabaja en Facebook, Linkedin o Adobe, o conocer a excelentes estudiantes de Stanford, MIT, Berkley y Harvard no es algo que vemos todo los días en Uruguay, en StartUp Chile nunca sabemos la increíble historia de la personas que tenemos al lado. 

- Soñar en grande y buscar las oportunidades: estar juntos nos potencia y nos llena de energías, sin duda, pero todos somos un granito de arena desperdigado por el mundo que nos unimos en StartUpChile. 

Volver a nuestros países es parte de esta experiencia, y de esa forma usar las redes de contactos que generamos para dirigirnos hacia donde queremos por un camino con nuevas posibilidades para nuestro futuro y nuestro emprendimiento. 

Sin dudas, los valores que nos llevamos de esta experiencia y de estas personas, deja de ser solo ese dinero de capital semilla que todos vinimos a buscar, nos llevamos una red de contactos, amigos y personas que en un futuro serán influenciadores a nivel mundial en esta nueva generación en la que crecemos. 

Seguramente hemos conocido al nuevo Mark Zuckerberg sin saberlo aún.

Fuente: Página web el Observador.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada