Ir a la web de Molina Ibáñez Consulting

lunes, 12 de noviembre de 2012

Perú, el secreto mejor guardado de Latinoamérica

Cuando se habla de los mejores países para invertir y exportar de Sudamérica, siempre aparece el nombre de Brasil y luego, a mucha distancia, Colombia. Pero se suele olvidar mencionar una de las economías más prometedoras del Continente, la de Perú, un verdadero paraíso de oportunidades para los emprendedores y las grandes empresas. Buena prueba de ello son sus datos económicos, que indican que Perú ha experimentado un crecimiento del 8,8% y del 6,9% en los dos últimos años. Además, el consumo ha dejado de estar centralizado en la capital, Lima, y se está extendiendo a otras ciudades como Arequipa, Trujillo, Chiclayo, Piura y Cuzco, lo que refleja el aumento del nivel de vida de los peruanos.
Con motivo de acercar la realidad peruana a las empresas españolas interesadas en explorar dicho mercado, y descubrir dónde se presentan las mejores oportunidades, el ICEX, Promomadrid, la Cámara de Comercio de Madrid y CEIM están celebrando un seminario durante esta semana en diversas ciudades españolas.
¿Dónde están las oportunidades?
En dicho curso seguro que se enseñará que las actividades agrícolas, forestales y agroalimentarias, los equipos y la maquinaria para construcción, la pesca, la informática empresarial, la maquinaria textil, las telecomunicaciones, el turismo, el envase y embalaje, la electrónica, la ingeniería y la consultoría presentan un futuro esperanzador para hacer negocios. Y mucho más si se tiene en cuenta que en Perú el comercio exterior se encuentra completamente liberalizado por lo que no existen obstáculos significativos para la entrada de productos españoles, salvo alguno puntual con el aceite de oliva y el jamón.
Por si esto no fuera suficiente, el Gobierno de Perú ha desarrollado un programa estatal para el periodo 2011-2016, que contempla un ambicioso plan de infraestructuras civiles, viarias, ferroviarias, portuarias y aeroportuarias, valorado en más de 20.000 millones de dólares, las cuales se ejecutarán con la participación del sector público y privado.
Además de esta extraordinaria inversión pública, Perú también ofrece oportunidades en el sector de la construcción, que se ha convertido en uno de los motores de la economía, como consecuencia del acelerado ritmo de las inversiones de los últimos cinco años. El boom del ladrillo ha originado que el país cuente también con un mercado inmobiliario muy dinámico, con tasas de crecimiento de más del 10%, apoyado en los bajos precios del suelo y el potencial de la demanda. Todo ello se traduce en rentabilidad para las empresas españolas que quieran invertir en Perú y, según la consultora Global Property Guide, convierten al país andino en la principal plaza de Latinoamérica para apostar por este nicho de mercado y en el de actividades complementarias, como el cemento o el acero.
Todo ello convierte a Perú en uno de los lugares más seguros para exportar o invertir. De esto saben mucho las grandes empresas españolas de infraestructuras y energía, todas ellas presentes en el país. Pero ahora ha llegado el momento de que las pymes más dinámicas se aprovechen de la pujante alza peruana.
Fuente: Página web Asesores de pymes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada