Ir a la web de Molina Ibáñez Consulting

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Latinoamérica necesita más emprendedores sociales

La diversidad de condiciones sociales, así como la variedad de climas y culturas hacen de América Latina una región en la que si bien conviven muchas situaciones diferentes, se enfrentan problemas y necesidades similares en lo relacionado con proyectos sustentables, por lo que cada vez es más necesario impulsar la formación de emprendedores sociales desde las aulas universitarias, afirmó un grupo de expertos en el marco de la 2ª Cumbre de emprendimiento social juvenil.

El Dr. Pedro A. Cotilla, vicepresidente de la RED UnES y rector de la
Universidad Nacional de San Marcos en Perú, explicó que en ese país se ha buscado generar una renovación en el proyecto educativo nacional, con la idea de elevar la calidad de la educación superior e incluir contenido de emprendedurismo para fomentar esta cultura entre los jóvenes universitarios.

“La formación en Responsabilidad Social educa a los ciudadanos y los compromete con el mejoramiento de sus comunidades; cada año seleccionamos a los 100 mejores estudiantes de nuestra universidad y les brindamos formación especial como emprendedores para cristalizar proyectos de este tipo”, dijo el Dr. Pedro A. Cotilla.

Como resultado de este apoyo se han impulsado proyectos como los “Atrapanieblas”, creados por estudiantes, son placas de malla plastificada y acerada que se colocan en zonas del país donde la humedad alcanza hasta el 98% y donde esta condición climática dificulta el acceso al agua para los habitantes, con estos dispositivos se colecta agua de la niebla que se utiliza para el riego de huertos y el cultivo de vegetales.

Otro proyecto apoyado fue la minicentral hidroeléctrica en Cajamarca en donde no hay electricidad por tratarse de una zona de difícil acceso, la falta de luz provoca un rezago educativo en la región, pues no permite tener acceso a tecnología básica; con esta minicentral, las casas de la región cuentan con tecnología propia y a bajo costo, con la energía producida pueden prender hasta 16 focos en una vivienda.

“En Latinoamérica compartimos problemáticas, aunque con las particularidades propias de cada país, por lo que en toda la región debemos reconocer la necesidad de alinear a los emprendedores con una estrategia gubernamental; debemos asumir el rol que se espera de nosotros como instituciones y si es necesario ir más allá para colaborar con un cambio y crecimiento en el emprendedurismo social”, apuntó.

Finalmente, agregó que es de gran relevancia que las universidades colaboren para crear cuadros de emprendedores multidisciplinarios, ya que deben trabajar en conjunto los especialistas en finanzas y los científicos para la creación de proyectos rentables y sustentables.

Fuente: Página web El Empresario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada